Ponle, estos ingredientes a tu cena de 14 de febrero y te irá muy bien

Algunos alimentos se les han dado propiedades afrodisíacas que estimulan el órgano más erógeno del cuerpo humano, el cerebro

Redacción: MX Político

Londres, Inglaterra.- No hay duda que uno de los mayores placeres es la comida,  pero si se combina con el sexo, el placer puede llegar a ser doblemente placentero. Desde hace siglos se le ha atribuido poderes afrodisiacos a las ostras, los aguacates, el chocolate, las fresas o vino. El efecto placebo producido a la hora de hacer algún jugueteo con la pareja es excepcional

Sin embargo, no existe aval científico ni estudios a su favor; una nutricionista británica, de hecho, acaba desechar el poder afrodisíaco en la comida.

Una publicación compartida de Emily Ratajkowski  afirma que los alimentos afrodisíacos no existen, sin embrago, su uso durante una relación sexual estimula el cerebro, que es el órgano más erógeno del cuerpo humano pues es el verdadero  responsable de la estimulación sexual.

Chocolate: Es cierto y está demostrado que comerlo estimula la producción de serotonina, la hormona de la felicidad, al comerlo nos ponemos más contentos, al estar más contentas nos apetece más tener sexo.

Fresas: estas frutas carnosas que la iconografía popular siempre ha identificado con la sensualidad y la anatomía femenina. Las fresas tienen un alto contenido en vitamina C, un nutriente que mejora la función vascular.  Aplicada a las relaciones sexuales, esta función hace que los vasos sanguíneos de los órganos sexuales se llenen de sangre,

Ostras: Exquisitas, de elevado precio y un objeto de deseo en sí mismas. Se las ha considerado históricamente afrodisíacas desde que la mitología griega hiciera nacer a Afrodita. Estos moluscos son una importante fuente de zinc, un mineral muy importante en la producción de testosterona y espermatozoides.

Fresas, ostras, chocolate, especias o ingredientes más exóticos como el aguacate, el jengibre o las Bayas de Goji no son afrodisíacos. Ni ninguno de esos alimentos ni otros que históricamente se han considerado como estimulantes del deseo sexual tienen esa capacidad. Pero lo que no ponemos en duda es que, si comerlos te hace sentir bien, ese bienestar os lleve a ti y a tu pareja a estar sexualmente más activos.

fhv

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto