Subasta de objetos de Adolfo Hitler desata polémica; asociación judía pide suspenderla

Redacción Noticias MX.- Una subasta de objetos pertenecientes o relacionados con el dictador nazi Adolfo Hitler, que se llevará a cabo este miércoles, ha desatado la indignación de la Asociación Judía Europea (EJA, por sus siglas en inglés).

 

La casa alemana Hermann Historica llevará a cabo la subasta “Coleccionables históricos alemanes de 1919 en adelante”, que incluye cartas escritas por Hitler, ropa y joyas de su esposa Eva Braun, cascos militares y espadas y otros objetos.

 

De acuerdo con una nota de la agencia EFE, el catálogo de la colección muestra además figuritas con motivos nazis, representando a varios soldados en posición de ataque, hasta bandas de tela utilizadas para atar en el brazo de los soldados.

 

Una distinción al valor en el campo de batalla con el nombre de “Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro” alcanza el mayor precio de salida, con 95 mil euros.

 

 

 

 

Por tan sólo 350 euros de precio de salida se puede pujar por un tenedor de plata de la “colección informal” que Hitler utilizaba en su casa. El precio sube a 500 euros si prefiere adquirir un cubierto de la “colección formal”, destaca EFE.

 

También se ofertarán pertenencias personales como un sombrero de copa de Hitler, utilizado en ocasiones especiales y actos privados y cuyo precio de salida es de 12 mil 500 euros, indicó Apro.

 

Se incluye también una edición de su conocido libro “Mein Kampf” (“Mi lucha”), con una cubierta de plata y que saldrá a puja por 75 mil euros.

 

También hay fotografías con dedicatoria y cartas del dictador, ropa de Eva Braun, puñales y espadas con una esvástica grabada.

 

El presidente de la Asociación Judía Europea, Menachem Margolin, dirigió una carta el 11 de noviembre a Hermann Historica para solicitar que retire la subasta.

 

“Esta no es una petición legal, sino una moral. Lo que están haciendo no es ilegal, pero está mal”, expuso el rabino, al explicar que se trata de “mandar el mensaje de que algunas cosas, especialmente cuando están tan manchadas de sangre metafóricamente, no deberían y no deben ser comercializadas”.

 

La casa de subastas destacó que los compradores deberán pasar un filtro para comprobar qué intenciones tienen al pujar, informaron medios locales. También precisó que la mayoría de sus compradores suelen ser museos y colecciones estatales, aunque admitió que en la práctica es inevitable que el filtro impida totalmente que participen personas con una ideología afín a los propietarios de los objetos.

 

JAM

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto