21/02/2020 - 05:00

México / Redacción MX Político.- Durante las últimas cuatro semanas, España ha presenciado movilizaciones en el sector agrícola sin precedentes en los últimos años. Tanto jornaleros como propietarios agrícolas han salido a la calle a protestar por la situación en la que se encuentra su sector.

Nutridas manifestaciones, cortes de carreteras y desfiles de cientos de tractores han sido las maneras de llamar la atención sobre las diferentes problemáticas que el campo español arrastra desde hace años, encabezadas por la enorme diferencia entre lo que se paga al agricultor por los productos y su precio en los mercados, hinchado por las mordidas de los intermediarios.

Este martes, 18 de febrero, de nuevo volvieron a parar Extremadura y Andalucía, dos de las regiones españolas eminentemente rurales y donde la suma de agricultura y ganadería representa un porcentaje mayor de su PIB.

Fue una más de las paradas recogidas en un calendario de movilizaciones a la que siguieron el miércoles Granada, también en Andalucía, y La Coruña, en Galicia, al norte del país, donde todas las asociaciones del sector hicieron un llamamiento para concentrarse al frente de la delegación del Gobierno, con una especial incidencia en los trabajadores y empresarios el sector lácteo. 

fjb