Policía británica investiga caso de 39 cadáveres

Redacción Noticias MX.- La Policía de Essex, Inglaterra, abrió una investigación para esclarecer la identidad y nacionalidad de los 39 cadáveres hallados este miércoles en el contenedor de un camión procedente de Bulgaria.
El superintendente de la policía en la referida localidad, Andrew Mariner, adelantó que el proceso investigativo será “largo” y que por ahora se sabe que el camión ingresó a Reino Unido el 19 de octubre a través del puesto galés de Holyhead, procedente de Bulgaria.

Al igual que Mariner, la subinspectora de la policía de Essex, Pippa Mills, indicó que el establecimiento de la identidad y nacionalidad de las 39 personas encontradas muertas será larga. En una escueta declaración ante la prensa, Mills aseguró que identificar a las víctimas -38 adultos y un adolescente- sigue siendo "la prioridad número uno" de los agentes, según la información de Notimex.

Calificó lo sucedido como una "tragedia absoluta" y exhortó a la población con información sobre el suceso a ponerse en contacto con la policía, que por ahora interroga al conductor del vehículo, un hombre de 25 años de Irlanda del Norte.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Bulgaria reveló que el camión fue registrado en su país por una empresa propiedad de una mujer irlandesa, según reporta el diario británico The Independent.

El primer ministro británico, Boris Johnson, expresó a través de la red social Twitter su conmoción por el trágico incidente.

 

 

“El Ministerio del Interior me mantiene puntualmente informado. Trabajaremos en cooperación con la policía de Essex para establecer exactamente qué ha ocurrido. Mis pensamientos están con los fallecidos y sus familiares”, escribió el mandatario.

La secretaria británica del Interior, Priti Patel, anunció que funcionarios de inmigración trabajan estrechamente con la policía para establecer lo que sucedió, en tanto la Agencia Nacional del Crimen (NCA), que se encarga de investigar al crimen organizado, así como el tráfico de personas, anunció que se realizan las pesquisas necesarias para determinar si grupos criminales podrían estar vinculados con la tragedia.

En junio de 2000, los cuerpos de 58 inmigrantes chinos fueron encontrados en la parte trasera de un camión en Dover, una ciudad costera del condado de Kent, al sureste de Inglaterra.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto