Polémica por el nombramiento de la nueva fiscal general… en España

Redacción  Noticias MX.- El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de España avaló este jueves el nombramiento de la exministra de Justicia, Dolores Delgado, como fiscal General del Estado en una votación dividida, por 12 votos a favor y siete en contra.

 

Esta decisión se toma en medio del primer encontronazo público del recién estrenado gobierno de coalición, que encabeza Pedro Sánchez, y la justicia española, primero por la propuesta de la fiscal, que desde las asociaciones más conservadoras de fiscales y jueces se criticó presumiendo que a Delgado faltaría a la independencia del nuevo Ejecutivo español, por haber abandonado el ministerio de Justicia apenas hace unos días.

 

Y luego por el choque que provocaron unas declaraciones a una televisora del vicepresidente Pablo Iglesias, quien consideró una “humillación” para la justicia española las recientes resoluciones judiciales desfavorables de la justicia europea en el caso del procés independentista de Cataluña, indicó Apro.

 

El aval del máximo órgano de gobierno de los jueces españoles de Dolores Delgado como la titular de la Fiscalía General del Estado dividió al organismo porque se anunció que hay un voto particular discrepante al se adherirán varios vocales, según fuentes del organismo.

 

El motivo del diferendo es porque Dolores Delgado ocupó la cartera del Ministerio de Justicia en la pasada legislatura del gobierno de Sánchez y en el nuevo Ejecutivo, que se inauguró esta semana, no repitió, sino que fue propuesta como Fiscal General del Estado, lo que desató fuertes críticas de la oposición por considerar que como fiscal no podría ser independiente de los designios del actual Ejecutivo español y porque y ser diputada del PSOE –escaño que ya abandonó—.

 

La mayoría que avaló a Delgado –basados en un texto del presidente del CGPJ, Carlos Lesmes— concluyen que “se cumplen en la candidata referida los requisitos exigidos por la legislación”, como ser un jurista español de reconocido prestigio y acumular más de quince años de ejercicio profesional.

 

Sin embargo, a diferencia del texto votado esta tarde, en las propuestas para la elección de los cuatro fiscales anteriores, se incluía un párrafo destacaban los méritos del propuesto, al destacar su “idoneidad” para la obtención del nombramiento, destacaba hoy el diario El País.

 

A su vez, fuentes del CGPJ consultadas por eldiario.es aseguraban que el presidente Carlos Lesmes eliminó este párrafo “en aras a favorecer la mayor unanimidad posible” dado el debate suscitado respecto a la propuesta de nombramiento de Delgado.

 

El Fiscal general del Estado es la Jefatura Superior del Ministerio Fiscal, fundamental en las investigaciones judiciales –con gran protagonismo en la investigación de casos de corrupción, del procés independentista o casos de terrorismo—. El fiscal es nombrado por el rey, a propuesta del gobierno, y oído previamente el CGPJ que emite un informe.

 

En la actualidad, el máximo órgano de gobierno de los fiscales, tiene una mayoría conservadora, y está pendiente de su renovación desde hace un año.

 

Hasta ahora, el conservador Partido Popular (PP) es la fuerza política que se niega apoyar la renovación del organismo, por el riesgo de que se pierda una mayoría conservadora en el órgano de gobierno de los jueces.

 

 

 

 

 

 

 

Primer diferendo

 

El martes pasado, un día después de la toma de posesión del nuevo gobierno de coalición, el vicepresidente Pablo Iglesias ofreció una entrevista a la televisora Antena3, donde declaró cuando le preguntaron sobre el procés de los líderes catalanes: “Lo que ha ocurrido es que muchos tribunales europeos han quitado la razón a nuestros jueces. Eso es una humillación para el Estado español”.

 

La declaración provocó una inusualmente rápida respuesta del Consejo General del Poder Judicial –el miércoles 15— criticando las declaraciones de Iglesias.

 

En un comunicado la CGPJ apelaba a la “moderación, prudencia, mesura y a la responsabilidad institucional” para evitar que se cuestione “la independencia, la imparcialidad y la profesionalidad” de los jueces.

 

“Desde el más absoluto respeto al derecho de libertad de expresión, la Comisión Permanente (del CGPJ) considera imprescindible reafirmar que la actuación del Poder Judicial, institución esencial en toda sociedad democrática, persigue en todo momento el cumplimiento de la Ley y la defensa de los derechos reconocidos a todos los ciudadanos españoles”.

 

Este fue el primer encontronazo público del Poder Judicial con el nuevo gobierno de coalición de Pedro Sánchez, en vísperas del examen de la exministra Dolores Delgado como fiscal general del Estado.

 

Desde el terreno político, el dirigente del PP, Pablo Casado, criticó al vicepresidente Iglesias por sus “ataques” a la justicia y le ha recordado que “no es tertuliano” de los programas informativos en España, donde se dio a conocer, sino que “es parte del gobierno de España”.

 

JAM

Minuto a Minuto