14/02/2020 - 20:00

Redacción  Noticias MX.- El apóstol Naasón Joaquín García, líder de la Iglesia Luz del Mundo, acaba de ser demandado por otra de sus víctimas de abuso sexual; se trata de la joven Sochil Martin, quien acusa al líder religioso de haberla utilizado sexual y laboralmente.

 

En una rueda de prensa realizada en Los Ángeles, la joven indicó que Naasón Joaquín, junto con otros líderes de la Luz del Mundo, conformaron toda una “mafia” de abusadores que, con el argumento de que así era la “voluntad de Dios”, durante años estuvieron abusando de ella y de muchas otras niñas, niños y jóvenes.

 

Sochil agregó que la convirtieron, desde muy chica, en una dócil servidora sometida a trabajos forzosos y abusos sexuales. Y detalló que a las mujeres abusadas las llamaban “doncellas”, haciéndolas pasar como sus “secretarias” para evitar sospechas.

 

Indicó que Naasón “literalmente te llama para hacer sus grupos sexuales”, utilizando argumentos bíblicos.

 

“Si lo hacía el rey David, el rey Salomón, también lo puede hacer el siervo de Dios Nassón. Y yo de niña, hasta los 30 años, esa fue mi enseñanza”, declaró la joven abusada.

 

Indicó que los abusos sexuales los empezó a cometer Samuel Joaquín, padre de Nassón y quien fue líder de La Luz del Mundo durante varios años. De esta manera, Samuel Joaquín no solo le heredó a su hijo la conducción de su Iglesia, sino también el control de la red de abusadores sexuales.

 

Samuel Joaquín murió en 2014, y Naasón, al sucederlo como líder de la Iglesia, continuó valiéndose de violaciones sexuales, palizas y tocamientos corporales que realizaban los patriarcas del “linaje escogido por Dios”, refirió la denunciante.

 

Y sobre la Luz del Mundo, afirmó categórica:

 

“No es una Iglesia, es una mafia”.

 

Sochil Martin fue escalando posiciones en la Luz del Mundo, hasta convertirse en asistente personal del líder. “Durante 30 años me dijeron que mi cuerpo, mi mente y mi alma eran propiedad de la Luz del Mundo”, dijo.

 

Ahora la joven interpone una demanda no solo contra Nassón, conocido como el “apóstol de Jesucristo”, sino también contra su Consejo de Obispos y algunos familiares suyos. Entre éstos están sus hermanos Uzziel, Rahel y Benjamín. Y también su esposa, Alma Zamora de Joaquín.

 

Temible defensor

 

El defensor de la joven es el abogado estadunidense Jeff Anderson, quien se ha especializado en defender a víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes, así como a obispos encubridores. Anderson ha ganado varias demandas contra diócesis de Estados Unidos, las cuales han tenido que dar fuertes indemnizaciones a las víctimas y caer casi en el desfalco.

 

Por cierto, Jeff Anderson también demandó, en la Corte de los Ángeles, al cardenal mexicano Norberto Rivera Carrera, debido a que presuntamente encubrió a su sacerdote pederasta Nicolás Aguilar.

 

Ahora, el experimentado abogado interviene en esta demanda contra el apóstol Naasón Joaquín, quien desde junio del año pasado está preso en California, acusado de abuso sexual, pornografía infantil y otros cargos.

 

Con esta nueva demanda interpuesta en su contra por el temible Jeff Anderson, la situación de Naasón, y de la Luz del Mundo, se complica muchísimo.

 

JAM