20/02/2020 - 15:00

Noticias MX. - La mayoría de los bolivianos rechaza las aspiraciones del expresidente Evo Morales para competir por una escaño como senador, en las próximas elecciones generales del 3 de mayo, según encuesta realizada por un medio de prensa local.

En los resultados de una encuesta hecha pública este jueves el 66 por ciento de los consultados rechazó que Morales fuera propuesto para candidato a primer senador de su partido.

Según información de Notimex, sólo el 29 por ciento consideró que Morales, quien renunció a la presidencia y vive refugiado en refugio en Argentinadebe ser habilitado para poder ser candidato a senador.

Un cinco por ciento optó por la opción “no sabe” o prefirió no responder a la consulta que realizó el diario Página Siete del 14 al 17 de febrero.

El pasado 3 de febrero, el partido Movimiento al Socialismo (MASinscribió como aspirante a primer senador por Cochabamba a Evo Morales.

Esta candidatura generó cuestionamientos de diferentes frentes políticos, cívicos y sectores sociales. Incluso se presentaron demandas de inhabilitación ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El fiscal general de Bolivia, Juan Lanchipa, informó este miércoles que el Ministerio Público resolvió abrir un nuevo proceso penal contra Morales, esta vez por el delito de fraude electoral que supuestamente cometió en los comicios del 20 de octubre pasado.

"Hemos remitido a la Fiscalía Departamental de La Paz tal como corresponde. Recibimos la información de que han abierto un nuevo caso en contra de las exautoridades (Evo Morales y parte de su gabinete) en relación al fraude electoral", dijo Lanchipa en declaraciones a la prensa.

Explicó que el nuevo proceso penal por el delito de fraude electoral surgió por la demanda que presentó la semana pasada el candidato a la presidencia por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, ante la Fiscalía General en Sucre.

Luego de los controvertidos resultados de las elecciones del 20 de octubre y ante las masivas manifestaciones que denunciaron un fraude electoral Morales renunció a la presidencia el 10 de noviembre del pasado año, de inmediato se trasladó a México como asilado y posteriormente se refugió en Argentina.