Una demanda más contra Google, ahora por discriminación sobre cómo contrata personal / En la opinión de Manuel Michelone

Por Manuel Michelone/ Apro

Un exempleado de YouTube ha demandado a Google alegando presiones del gigante en Internet a los reclutadores a solamente entrevistar a mujeres, negros, hispanos o aplicantes de Latino América.

Arne Wilberg, quien trabajó nueve años en Google, demandó formalmente a la empresa en enero pasado. El ofendido dice que Google implementó "políticas claras e irrefutables" para excluir hombres blancos y asiáticos, en un afán de incrementar la diversidad promedio de la compañía. También alega que Google le hizo la vida difícil por estar en contra de estas políticas hasta que eventualmente fue despedido en noviembre pasado.

La demanda de Wilberg va contra Google y 25 empleados (de los cuales no se han dado sus nombres), quienes supuestamente aplicaron reglas discriminatorias cuando se trataba de reclutar nuevos empleados. El demandante da soporte a sus dichos con correos y otros documentos. Indica que, por muchos meses, Google solamente buscaba contratar personas de grupos históricamente poco representados en lo que se refiere a posiciones técnicas.

Wilberg alega además que muchos empleados se quejaron a la empresa por sus políticas para emplear personas, pero fueron ignorados, transferidos o despedidos. La demanda indica que algunas personas de grupos marginados estaban muy descontentas con el programa "Proyecto Espejo" en donde, se dice, se les asignaba específicamente para entrevistar personas de la misma raza o género. Una persona –alega-- "se quejó indicando que los administradores hablaban de los negros como si fuesen objetos".

Sin embargo, Google sostiene: "Tenemos una política clara sobre el contratar candidatos, basándonos en sus méritos y no en su identidad... Al mismo tiempo tratamos de encontrar de un conjunto diverso de candidatos que califican para ciertos roles abiertos, porque esto ayuda a contratar a las mejores personas, mejorando nuestra cultura y construyendo mejores productos". No obstante esto, el Wall Street Journal hizo una investigación propia en donde se citan fuentes anónimas indicando que algunos de los alegatos de Wilberg son ciertos.

Para el 2017, cerca de 69% de la fuerza de trabajo de Google eran hombres, comparado con 70% de 2014, y 91% eran blancos o asiáticos, un porcentaje que apenas ha cambiado en tres años. Pero dos exempleados de Google demandaron a la empresa este año por discriminar a hombres blancos, lo cual es una de las demandas más extrañas que haya visto la Corte en Estados Unidos. Por otra parte, los problemas de Google no acaban aquí, pues también han sido demandados por pagar menos a las mujeres, despedir a un empleado por promover vía la web la diversidad y por crear una "cultura de hermanos (bro culture) que promueve –dice-- el acoso sexual.

Hay que decir que más allá de si son ciertos los alegatos de los demandantes, es claro que siempre que hay dinero de por medio podremos ver que hay quien demanda a ver si así logra hacerse de dinero fácilmente.

--

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

izas

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto