Las “ganancias” por el agua. ¿Un candidato hídrico? / En la opinión de Hugo Hernández

Por Hugo Hernández Gamboa

Los grandes conglomerados urbanos, tales como es la Zona Metropolitana del Valle de México padecen de problemáticas complejas en el manejo y dotación de los servicios de agua. Con el afán de suministrar dicho recurso, los gobiernos municipales o delegacionales recurren a prácticas “alternativas” para compensar la oferta insuficiente. 

Estas otras formas de abastecimiento han generado nuevas redes de líderes intermediarios. Un ejemplo de lo anterior ocurre en Ecatepec. En este municipio, los problemas de la escasez del recurso han propiciado que la población se acerque a sus líderes para solicitar su intervención para solucionar la carencia de agua. 

Este “líder” puede ser un vecino, un cabecilla de transportistas o tianguistas, un regidor o un diputado local. Este líder “intercede” con las personas indicadas para intentar resolver el problema, principalmente por medio de pipas, lo que sustituye el abasto de la red. Ese es, básicamente, el juego que crea lo que aquí llamaré el 'poder del agua'. 

Pues si bien, a veces se puede caer en la tentación, de llamarle a esto simplemente clientelismo. No voy a reducir este juego a la relación “me das agua entonces te apoyo”, que devendría en agua-votos. Esto puede ser también una relación más compleja que la relación de patrón-cliente. 

Y es aquí donde es posible mirar el claro ejemplo de Ecatepec, pues en dicho territorio el agua es utilizada como una “herramienta” para la obtención de intereses particulares.

Por tanto, la informalidad de su abasto (abasto por pipas) es una práctica de uso político del ella. El agua entonces es un recurso natural que constituye el motor de una acción política compleja. 

Por ejemplo, el caso específico del que será el próximo candidato a la presidencia municipal de Ecatepec por parte de MORENA, Fernando Vilchis, líder de taxistas, comerciantes y recolectores de basura de la Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata (UPREZ). Éste es, para mí, un ejemplo de “candidato hídrico”. 

En el discurso político de Fernando Vilchis encontramos la discusión de la problemática del agua, antes y después de ser designado como coordinador municipal para el ayuntamiento de Ecatepec.

Entre su historial hídrico se encuentran la defensa de pozos como fuente de agua potable, el líder también ha hecho llamados a la resolución de los problemas hídricos; también recientemente como coordinador municipal de MORENA ha visitado las colonias con mayores problemáticas de carencia de agua. 

Más allá de lo justo que parezca este perfil de candidato, es posible que estemos asistiendo a la creación de una figura “hídrica”, estrictamente hablando. 

Es decir, el agua, entre otras cuestiones, claro está, ha “llevado” al líder a la disputa de un puesto de elección popular. Justo lo señalado previamente, la creación de relaciones de reciprocidad agua-apoyo, que eventualmente se materializará en agua-votos. Al tiempo.

--
Hugo Hernández Gamboa, licenciado en Ciencia Política y Administración Urbana. Maestro en Ciencias Sociales y Humanidades. Doctorante en el programa de Ciencias Sociales con línea de investigación en Sociedad y Territorio en la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco. Twitter: @hugohgamboa

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

izas

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto