Piden sustituir puentes por pasos peatonales en vías secundarias

Redacción

Noticias MX.- Debido a que en su mayoría, los puentes peatonales de la capital son inaccesibles para personas con discapacidad, mujeres, niños y adultos mayores, legisladores locales hicieron un llamado a la autoridad a dar mantenimiento y sustituirlos por pasos peatonales en vías secundarias.

Asimismo y para garantizar una adecuada movilidad y brindar seguridad a los peatones, los diputados solicitaron a las dependencias del gobierno de la Ciudad de México una evaluación de los esquemas de concesión y resultados de las áreas comerciales que funcionan a través de programas de recuperación de bajo-puentes desde 2013.

Ambos exhortos quedaron establecidos en un punto de acuerdo avalado por el pleno del órgano legislativo y que será enviado a las dependencias capitalinas, con el propósito de privilegiar a los peatones, de acuerdo a lo establecido en la Ley de Movilidad Local.

La diputada Ana Patricia Báez Guerrero, quien promovió el punto de acuerdo, explicó que actualmente los puentes peatonales interrumpen la accesibilidad de personas con movilidad restringida, son imposibles de transitar por personas con discapacidad, y representan un problema de inseguridad para todos los demás ciudadanos.

El documento tunado a las secretarías del gobierno capitalino señala que la ubicación de los puentes no fue a partir de un análisis de las necesidades de los peatones, “sino que han sido colocados en puntos donde no se quiere interrumpir el tráfico”.

 

 

Por ello, apuntó, están en desuso y están alejados de cumplir la función de proteger a los transeúntes.

Sobre este tema, la legisladora Leticia Varela Martínez, de Morena, propuso exhortar a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México evaluar la permanencia de los espacios comerciales debajo de algunos puentes y, en su caso, considerar su recuperación para la convivencia social en beneficio de la ciudadanía.

Conforme el punto de acuerdo, desde hace seis años que inició el programa de rescate de los bajopuentes que eran usados como basureros, bodegas o espacios del comercio informal, ahora se convirtieron en espacios de convivencia social familiar y comercial.

La administración local anterior destinó 50 por ciento de esos espacios para la convivencia social, 30 por ciento para áreas comerciales y 20 por ciento como estacionamientos controlados.

El entonces gobierno capitalino cedió a la iniciativa privada, a través de un Permiso Administrativo Temporal Revocable, más de 19 hectáreas de espacios públicos sólo para fines comerciales por un plazo de hasta 10 años.

Los bajopuentes concesionados son administrados en su mayoría por una operadora que cuenta con permisos que controlan 79 por ciento de las áreas mencionadas.

krc

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto