Acuerdo migratorio, rectifique presidente de México, por favor / En opinión de Mauro González Luna

Redacción MXPolítico.- Frido Aliotti Kyan sostiene con Francisco de Vitoria, padre del Derecho Internacional, un diálogo imaginario sobre el acuerdo migratorio entre México y los Estados Unidos, y sobre una petición al presidente de México. Vitoria está al día y conoce la actual problemática mundial, y en especial la mexicana-estadunidense, con motivo de la invitación que le hizo Frido para hablar del tema.

Frido: Admirado Vitoria, vayamos al grano de una vez. Mira, no se puede permanecer impávido y complaciente ante las burlas, el escarnio, el discurso humillante, cínico y altanero del trumpismo. Esta es en síntesis la cronología del asunto: en el primer acto de la tragicomedia, el trumpismo amenaza a México con imponer aranceles a sus exportaciones en caso de no tomar medidas radicales contra el flujo migratorio de centroamericanos que buscan ejercer su derecho de asilo en los Estados Unidos, huyendo de violencia y hambre, al amparo del derecho internacional humanitario y sobre refugiados.

Segundo acto: ante la amenaza del tirano del norte, los representantes del ejecutivo mexicano van a Washington a negociar con sus homólogos yanquis. Y como colofón, en el tercer acto, el gobierno de México y el de su vecino del norte, concluyen un acuerdo internacional sobre migración, sujeto a condición resolutoria dentro de un plazo, por el cual, el primero se compromete a desplegar la Guardia Nacional en la frontera sur de nuestro país para contener el flujo migratorio de centroamericanos, en otras palabras, a militarizar la frontera sur.

Y el otro compromiso asumido a la luz del pacto migratorio de corte neoliberal, es el fortalecimiento formal del programa llamado “Permanecer en México”, que consiste en que los refugiados solicitantes de asilo en el territorio de los Estados Unidos, pueden ser devueltos a México, donde deberán esperar a que resuelvan sus casos las muy humanitarias autoridades migratorias de Estados Unidos, esas mismas que enjaulan niños mexicanos y de otros países 

Autor: Mauro González Luna  

——

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto