Por los suelos, la calidad del aire en Edomex y CDMX

"Es imposible determinar cuántas contingencias ambientales habrá este 2018" declaró el coordinador de la CAMe

Por Juan Machorro/ MX Político

Ciudad de México.- De acuerdo a la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), la contaminación en el trimestre de marzo a mayo de 2018 ha sido peor que los registros del 2016 y 2017, aunado a que el calor de junio podría agravar esta situación, pues aún faltan semanas para la consolidación de las lluvias en la Zona metropolitana del Valle de México, compuesta por el Estado de México (Edomex) y la Ciudad de México (CDMX).

El coordinador de la CAMe, Martín Gutiérrez Lacayo ha declarado que es imposible determinar cuántas contingencias ambientales habrá este 2018, sin querer comprometerse a señalar culpables de esta realidad, que compete a todos los sectores, industriales, automovilísticos, tiraderos, servicios, los hogares, etc., explicó que no puede señalarse como culpable el que un estimado de 2.4 millones de automóviles de CDMX y Edomex no verificarán sus emisiones.

Sin olvidar que existen otros factores que por intereses e ignorancia, históricamente son poco señalados por CAMe y su cabeza de sector, la Secretaría de Medio Ambiente federal (SEMARNAT), como responsables de gran parte de las emisiones contaminantes; ya que, si bien se declara en las contingencias que se les ordena a las industrias de gran calado trabajen a un 50% de su capacidad para mitigar sus emisiones.

Ello es una falacia, ya que directivos de varias industrias han declarado a este reportero, que es imposible que en unas horas la maquinaria baje su potencia de trabajo y por ende sus emisiones. Ejemplo de ello, son las cementeras que rodean a la zona metropolitana, y que se ubican en el Edomex, cuyos hornos trabajan a miles de grados quemando desechos, llantas y combustóleo, las cuales no pueden apagarse o enfriarse en las pocas horas con antelación que avisa CAMe que deben laborar al 50%, en pocas palabras es imposible que la industria en el mismo día de las contingencias colaboré en este mandato.

Se tuvieron en días pasados una contingencia atmosférica y debido a los propios vientos de la cuenca es que el aire se ha saneado; sin dejar de notar que es muy necesario el reducir el uso del automóvil porque habrá más días que podrían superar los 150 puntos Imeca.

Por ello, el titular de CAMe, el problema de calidad del aire debería ser un tema de seguridad nacional, ya que, una persona con buena salud que habita en la Zona Metropolitana del Valle de México cuando se presenta una contingencia es como si fumara 40 cigarrillos al día.

Sobre el tema, la Dra. Isabel Studer, Directora general de The Nature Conservancy (TNC), declaró a este reportero que “es evidente que se requiere de transporte público de calidad, pero no es sólo culpa del gobierno y las empresas. Sino que la gente debe bajarse de los automóviles, sino apostar por la movilidad general”.

Aceptó que son las nuevas generaciones que se han estado bajando del automóvil y apostar por bicicletas y sistemas de transporte compartido vía APP. Aunado a que “se tienen que impulsar acciones alternativas como es el recuperar espacios verdes, reforestaciones, instalar techos verdes, que acaban saneando el aire y bajar la temperatura que cada vez ahogará más a la ciudad. Se tiene que pasar de la conciencia a la acción y que desde la niñez se participe en toda acción de cuidad ambiental. Pero en general debe conservarse a proteger los ecosistemas”.

Por su parte, Gustavo Alanís, presidente del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, (Cemda), recordó que en México la mala calidad del aire provoca más de 5 mil muertes al año y le cuesta a nuestro país 728 millones de pesos al año por gastos en salud pública y pérdidas anuales de productividad por 3,396 millones de pesos, según los cálculos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) del año 2010.

 

Dijo que "el Estado mexicano está obligado a priorizar los derechos humanos de sus habitantes por encima de intereses económicos, más cuando se refiere a la salud y calidad de vida de las personas".

 

 

Propicia contigencia aumento en enfermedades

El establecimiento de la Fase I de Contingencia Ambiental por ozono que se presentó en días pasados en la Zona Metropolitana del Valle de México, es un problema multifactorial y se complica con la radiación solar que se presenta, explicó Saúl Hernández Islas, profesor e investigador de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Biotecnología (Upibi), del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Dijo que este es un problema que no se debe únicamente a las emisiones de contaminantes emitidos por los automóviles o la industria, sino que también tiene su origen en las casas habitación, al utilizar el combustible fósil en calentadores o estufas y la generación de residuos sólidos que producen metano con un gran potencial de dióxido de carbono (CO2).

Otros factores que contribuyen a agravar esta situación son la calidad de los combustibles fósiles y el crecimiento de la ciudad de manera vertical que se derivan en mayor tránsito vehicular y concentración de actividades económicas y comerciales en pequeñas extensiones de terreno.

El jefe de la academia de Ingeniería Ambiental de la Upibi subrayó que es necesario poner atención a este problema porque los daños a la salud pueden ser graves ya que las partículas contaminantes pueden penetrar a través de las membranas celulares lo que puede provocar daño al tracto respiratorio, incrementar la incidencia de ataques y síntomas respiratorios y reducir la función pulmonar y la capacidad del sistema inmunológico para defenderse de las infecciones bacterianas.

Ante esta situación, consideró pertinente retomar la solución desde múltiples ángulos y solicitar la intervención de la academia que ha realizado investigaciones al respecto, además de considerar al medio ambiente como un eje rector en los programas gubernamentales, con soluciones que arrojen mejores soluciones en la materia.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 7.8% de la población vive con asma, una enfermedad  cuya incidencia en nuestro país aumenta y es relacionada directamente con diversos factores, entre ellos la mala calidad del aire, el tabaquismo, la exposición al humo de leña y la predisposición genética.

 

El mundo respira aire contaminado

A nivel mundial el panorama de la salud y su relación con la calidad del aire es preocupante. Según datos de la Organización Mundial de la Salud nueve de cada diez personas respiran aire contaminado y otras estadísticas indican que el 92% de las personas que viven en ciudades respiran contaminantes que ponen en riesgo su salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), informa que poco menos de un tercio de las muertes por cáncer de pulmón en el mundo están relacionadas con la contaminación, al igual que una cuarta parte de los accidentes cerebrovasculares y un poco menos de las enfermedades del corazón.

 

Drones miden contaminación en los hogares

Entre las innovaciones que se están empezando a desarrollar para medir emisiones, está la ciudad polaca de Katowice, en la cuenca minera silesiana, donde drones examinan los tejados de las casas y, sobre todo, sus chimeneas.

Cuando uno de estos aparatos detecta una humareda sospechosa procedente de una chimenea, un segundo dron se dirige hacia ella y la "huele" cuidadosamente con sus sensores ultrasensibles.

El resultado aparece en tiempo real en la pantalla de un ordenador portátil en tierra y la policía municipal se persona rápidamente en la casa de aquellos que queman ya sea carbón de mala calidad o botellas de plástico, por ejemplo.  Lo cual, acaba redituando en multas de 120 euros para esas personas contaminadoras.

 

Cemda presenta queja a CDHDF por violar derecho a un buen ambiente

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (Cemda), informó que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) debe revisar la Norma 016 –combustibles-, para subsanar las irregularidades de procedimiento, así como la violación al derecho humano a un medio ambiente sano en que incurrió al modificarla para aprobar un incremento en las concentraciones de etanol en las gasolinas.

Esta petición se entregó a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), en la cual, se expusieron los riesgos ambientales, económicos y de salud que conlleva tener gasolinas con mayores niveles de etanol.

Al respecto, la presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez, señaló que la Comisión presentó una queja en contra de la contingencia ambiental, por violaciones al derecho humano a un medio ambiente sano. "El derecho humano a un aire limpio es un derecho llave porque permite el ejercicio de otros derechos, como la educación y a la salud, que se ven afectados cuando hay situaciones de contingencia y mala calidad del aire".

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) publicó el Acuerdo a la NOM-016-CRE-2016, Especificaciones de calidad de los petrolíferos, el cual, entre otras cosas incrementa de 5.8 a 10% el volumen permitido de etanol como oxigenante en gasolinas y aprueba medidas más laxas para la protección del medio ambiente en términos de emisiones a la atmósfera derivadas del uso de combustibles fósiles.

Lo anterior, señalaron, también viola el principio de progresividad -en específico del derecho a la salud-, así como el principio de igualdad- al establecer que sólo en las áreas metropolitanas del Valle de México, Guadalajara y Monterrey estarán exentas de gasolinas con más de 10% de etanol, lo cual es discriminatorio y deja en una condición de inequidad y potencial afectación a otras ciudades del país que ya enfrentan graves problemas de contaminación atmosférica.

Para el CEMDA, modificar la Norma 016, la CRE incurrió en violaciones al procedimiento, toda vez que ignoró el trabajo que realizaba el Grupo Técnico de Trabajo -integrado por representantes de los sectores gubernamental, privado y social-, para avanzar hacia la transición óptima de la Norma rumbo a estándares más avanzados en materia ambiental considerando el bienestar social, impacto económico, sobre la salud y el medio ambiente, así como sus efectos sobre motores y vehículos.

Argumenta CAMe: el ozono esta controlado

La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) informa que durante la temporada de Ozono 2018, que abarcó del 15 de febrero al 15 de junio, las concentraciones de este contaminante se mantuvieron en los niveles más bajos de los últimos cuatro años como resultado de las medidas preventivas implementadas, así como por las condiciones meteorológicas favorables.

Con respecto al año anterior, se registró una disminución de 80% en el número de días que rebasaron los 150 puntos IMECA (dos) y sólo hubo 11 días que se pasó de 140 IMECA, siete menos que en la temporada del año anterior. Cabe señalar que desde 2016, no Se ha registrado ningún día en el que se alcancen los 200 puntos.

En cuanto a Contingencias Ambientales Atmosféricas (CAA), durante la Temporada de Ozono 2018 sólo se registró una, mientras que el año pasado se registró el doble.

Martín Gutiérrez Lacayo, Coordinador Ejecutivo de la CAMe enfatizó que la coordinación de acciones realizadas están dando resultados, pues han disminuido de manera paulatina las concentraciones de ozono en el Valle de México.

Dijo que “la variabilidad en los patrones meteorológicos productos de la vulnerabilidad al cambio climático que sufre el centro del país continúa siendo un elemento clave para la formación de contaminantes secundarios y la dispersión de los mismos; el hecho de que se hayan presentado concentraciones menores a las pronosticadas, no debe ser un elemento para bajar la guardia”.

Cabe recordar que la Temporada de Ozono se caracteriza por patrones meteorológicos asociados a sistemas de alta presión que propician el movimiento vertical del aire desde capas atmosféricas superiores hacia la superficie terrestre, condición que, al combinarse con la poca humedad ambiental, favorecen la producción y acumulación de contaminantes secundarios de origen fotoquímico como el ozono (O3).

izas

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto